LOS TICS EN LA INFANCIA

Movimientos y ruidos involuntarios, como guiños, gruñidos, tos gutural… los tics son bastante frecuentes en la infancia.

Se trata de impulsos irresistibles. Van precedidos de una sensación que los hace inevitables, como sería la de rascarse o toser.

Pueden ser de origen desconocido (Tourette, tic motor crónico, itc fónico y los motores) que si duran menos de un año, suelen ser transitorios.

También pueden deberse a una crisis infecciosa o postinfecciosa o a un trastorno del desarrollo.

Pero los más frecuentes en niños son los transitorios.

Además, suelen cursar con otros trastornos como ansiedad, TDAH, trastornos del aprendizaje…

Empeoran en situaciones de estrés, nerviosismo y cansancio. Mejoran cuando el niño o niña está concentrado en algo, como tocar un instrumento.

Lo que está claro es que tienen que ver con la regulación emocional.

Por tanto, su tratamiento, que suele ser largo, precisa trabajar aspectos educativos y emocionales desde diferentes perspectivas.

Lo que me gustaría aclarar es que, papis y mamis, no debéis sentiros culpables por la aparición de este tipo de síntoma, ya que su origen, como he dicho, suele ser desconocido.

Y lo que pasa cuando os sentís culpables, es que reaccionáis mal ante el tic, eso genera tensión y por tanto facilita aún más su aparición.

Hay que centrarse por tanto es que el tic desaparezca de nuestra atención y centrarnos en fortalecer las áreas que pueden ser afectadas por él, como es lo académico y lo social.

Otro día os explico cómo lo trabajo yo, porque depende de la edad de la criatura. Os doy una pista:  pokémon: https://www.wikidex.net/wiki/Mewtwo

#ungestocambiatuvida   

1 Comment

Responder a Esther Claver Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.