VIDEOJUEGOS: NI BUENOS, NI MALOS

(mira el vdo al final)

Sí, reconócelo, te preocupa que tus hijos pasen casi todo su tiempo libre frente a alguna pantalla. Si no es la Tablet o el móvil, es una consola o jugar en el ordenador.

Y es que la industria de los videojuegos ha sabido aprovechar la coyuntura pandémica y se lo ha puesto fácil a la chavalada.

Hay quien quiere restringir su uso porque cree que puede llevar a adicciones o cosas peores. Hay quien, sin embargo defiende que jugar con ellos potencia ciertas habilidades.

¿Quién tiene razón?

Una de las cosas que siempre digo a las familias que acuden a mi consulta es que antes de juzgar, se ha de investigar un poco.

Hoy en día, jugar a un videojuego ya no es medirte con una máquina. Ahora existen los MMORPG o Massive Multiplayer Online Role Playing Game, donde entras a formar parte de una comunidad de jugadores, lo que crea pertenencia e identidad, algo que es clave en la adolescencia (Jiménez-Murcia, 2015)

Y claro está, como todo lo bueno, o engorda o genera adicción o las dos cosas. Bueno, lo de la adicción no os creáis que está tan claro. De momento, lo que se dice de forma “oficial”, solo se puede hablar de “trastorno por uso de los videojuegos”, según la OMS. Este trastorno se definiría como la pérdida de control sobre el tiempo que se pasa jugando. Lo que pasa es que el chaval deja todo lo demás y solo quiere jugar, a pesar de reconocer que no le va bien (Cia, 2013)

¿Quién es más susceptible de padecer este trastorno? Pues parece que el estrés, la presión social o una familia disfuncional. También tiene que ver con la capacidad de afrontar los problemas.

Pero fuera de eso, manteniendo esos factores de riesgo a raya, los videojuegos han demostrado tener un gran potencial (Goleman, 2013) en el campo del aprendizaje, la educación y el desarrollo de ciertas habilidades cognitivas.

Conclusión: ni buenos, ni malos

Para evitar cualquier tipo de trastorno adictivo la palabra mágica es: ALTERNATIVAS. Si tus hijos tienen actividades alternativas, si desde peques compartes con ellos diferentes tiempos y actividades (sí, también los videojuegos), si les educas en pensamiento crítico, en independencia y libertad, tendrán lo que hay que tener para no engancharse a nada el suficiente tiempo como para que resulte perjudicial para su salud mental o física.

#ungestocambiatuvida

Referencias bibliográficas:

Cia, A. H. (2013). Las adicciones no relacionadas a sustancias (DSM, APA, 2013): un primer paso hacia la inclusión de las adicciones conductuales en las clasificaciones categoriales vigentes. Revista Neuropsicología, 76(4), 210-217. 

Goleman, D. (2013). Focus. Barcelona: Kairós

Jimenez-Murcia, S.; Farré Martí, J, M. (2015). Adicción a las nuevas tecnologías. ¿La epidemia del S. XXI? Siglatana: Barcelona. (Capítulo 5).

¿Son buenos o malos los videojuegos?

2 Comments

    1. Esther Claver 16 diciembre 2020 at 17:21

      Gracias! he entrado en tu enlace, muy interesante tu aportación.

      Reply

Responder a Esther Claver Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.