REVELACIONES PREOCUPANTES

Ojo con las RRSS

Leo un artículo de Psyciencia que me pone los pelos de punta: Datos escalofriantes sobre el impacto de Facebook en la salud mental – Psyciencia

Facebook es dueña de Instagram. Según documentos filtrados por Haugen, la compañía sabe que el 13,5% de las niñas asegura que ver Instagram empeora sus ideas de suicidio. El 17% asegura que la red social en imágenes empeora sus desórdenes alimenticios.

“Lo trágico de los propios estudios de Facebook es que prueban que cuando las mujeres jóvenes consumen contenidos que empeoran sus desórdenes alimenticios se deprimen, y esta depresión las lleva a consumir más y más contenidos de ese tipo. Eso las mete en un bucle en el que odian su cuerpo cada vez más”, explica Haugen.

Os aseguro que el número de chicas con trastornos de la alimentación está aumentando dramáticamente.

Hay que tener en cuenta que todo el mundo queremos vernos bien físicamente, eso es un hecho y no es algo perjudicial en principio, pero lo que pasa es que ese “querer verse bien” puede derivar en un trastorno, una enfermedad mental o incluso la muerte.

Dependiendo de otros factores desencadenantes, ese afán por tener una figura que se parezca a lo que creemos que estamos viendo en las RRSS, se convierte en trastorno de ansiedad, depresión, aislamiento social, bajo autoconcepto, anorexia…

Solución: educar en pensamiento crítico, hacer personas mentalmente fuertes, que sepan lo que quieren, que no se sientan evaluados a cada paso que dan, que aprendan cosas en un sistema educativo centrado en sus fortalezas… en fin, proteger de ese bombardeo de información, de modelos y alternativas que ellos intentan reducir para poder controlar.

Y no es dar la charleta sobre lo que son las RRSS o, como hacéis algunos, prohibirlas, sino empezar desde pequeños a potenciar su autonomía, su pensamiento independiente, su autoconfianza… Y eso lo conseguimos confiando en ellos y ellas. Con límites, normas y exigencias, por supuesto.

A veces se necesitan pautas para conseguirlo porque claro, a cada uno nos han educado de una forma distinta y a veces precisamente lo que queremos evitar porque no nos gustaba de nuestros padres, es lo que hacemos una y otra vez, repitiendo pautas indeseadas.

Para eso estamos los profesionales, para ayudarte a elegir pautas educativas coherentes.

#ungestocambiatuvida

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.