HABLAR DE SEXO CON LOS HIJOS

¿Eres de los que temen que llegue ese día en el que deberás hablar de sexo con tu hijo o hija?

Tranquiiilidad, que no hace falta que tengamos esa conversación. Lo que hace falta es que les demos una buena educación sexual. Y eso se hace desde peques, no hay que esperar a la edad peligrosa de la adolescencia.

Aunque claro, en la adolescencia tenemos que abordar el tema sobre todo para evitar conductas de riesgo, es decir, que tengan relaciones sin protección o no deseadas.

Lo que es un error es darles miedo, amenazarles etc, porque la adolescencia es el despertar de, entre otras cosas, a la sexualidad, por lo que, nos pongamos como nos pongamos, lo van a hacer, así es que mejor que lo hagan con garantías y desde una posición positiva y natural y no como si les fuesen a pasar cosas terribles por hacerlo. No, no es incitarles a que lo hagan, ni mucho menos, es normalizarlo. Recordar que en la adolescencia llama muuucho más la atención todo lo que está prohibido.

¿Sabéis qué pasa si tienen dudas y no tienen la confianza de preguntarnos? que buscarán las respuestas en el porno. Y eso sí que no es educación sexual sana.

¿Y cómo tenemos que hacerlo? pues con NATURALIDAD, nada de dramas ni de tabúes. Para que todos nos sintamos cómodos lo mejor es que desde peques se haya hablado del tema sin tapujos, respondiendo a las preguntas que los niños hacen de forma natural.

Y no solo hay que hablar de sexo, hay que hablar de AMOR. Qué lo es y qué no. Diferenciar lo que es deseo de enamoramiento, qué es lo que puedes o no puedes permitir y esperar (ojo con las expectativas, porque cuando aprenden del porno…)cómo saber qué es lo que te gusta a tí… en fin, muuchas cosas más allá de los anticonceptivos.

Por ejemplo, nuestros comentarios cuando vemos una peli, opiniones sobre eso…. sobre todo tenemos que mostrar RESPETO

Y tranquilos, que no hace falta hacer un máster, con preguntarnos a los profesionales sobre las dudas, hay suficiente.

#ungestocambiatuvida

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.