NO ME VALORAS

(Te lo cuento en el vídeo de abajo)

“No me valoras”, “quisiera que me valorases más”, “no me siento valorada/o”, “no le das importancia a lo que hago”… todas estas frases las oigo en numerosas ocasiones en mis consultas, sobre todo en las terapia de pareja.

Y yo, a los y las que no se sienten valorados, le cuento una leyenda muy antigua, que no se sabe si es verdad o mentira y que no recuerdo dónde leí una vez:

Hace mucho tiempo, un muchacho, que intentaba buscarse la vida, no lo conseguía. No tenía una formación en nada en concreto, no había podido ir a la escuela. Y todo le salía mal, nadie le daba trabajo porque nadie le necesitaba.

Buscó un maestro que le ayudase. Encontró a uno muy anciano y le contó cómo se sentía. Le contó que creía que no valía para nada, que los demás no le valoraban porque no tenía mucho que ofrecerles. Creía que siempre lo estropeaba todo.

El maestro le dijo: “pues mira, es que ahora estoy demasiado ocupado resolviendo mis propios problemas, que eran económicos. Pero si me ayudas a resolverlos, te ayudaré yo a ti luego”.

El chico aceptó.

El maestro entonces le dio un anillo y le dijo que fuera al mercado a venderlo sin aceptar menos de 7 monedas de oro por él.

El chico fue al mercado y ofreció el anillo a todo el que le quiso escuchar, que fueron pocas personas, y las que le escucharon consideraban el anillo demasiado caro.

Así es que volvió derrotado frente al maestro sintiéndose más humillado e inútil todavía. No había sido capaz de demostrarle a la gente el verdadero valor del anillo.

Entonces el maestro le dijo: “claro, es que el verdadero valor del anillo lo debe saber un experto en joyas. Ve a ver a uno y que te diga cuánto vale de verdad”

Y allá que fue nuestro protagonista a valorar el anillo con un experto. Dicho experto, tras analizar la joya,  le dijo: “ahora me pillas si dinero en la caja, pero si lo quieres, te doy ya las 70 monedas de oro que tengo, aunque al menos vale 100”

El chico, asombrado, volvió con su maestro a contarle lo que había pasado.

Y el maestro, tras escucharle, le dijo: “tú eres como ese anillo: una joya única y valiosa. Por eso solo te pueden valorar los expertos. Por tanto, no debes intentar que todo el mundo descubra tu valor, cuando ni siquiera tú sabes lo que vales.”

Descubre lo que vales y mostrarás ese brillo solo tuyo que los demás, si son expertos, verán. Y si no, ¿para qué empeñarse? Siempre te darán menos de lo que vales…

#ungestocambiatuvida   

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.