¿Eres adicto al trabajo?

Esta semana me han pedido en Aragón Radio, en el espacio de todos los jueves “qué mal estamos todos” dentro del programa “La buena vida” con Jesús Nadador y Sara Lambán, que hable de la adicción al trabajo. Aquí te dejo el podcast.

He de reconocer que profesionalmente no he tratado mucho este trastorno, que de hecho no está contemplado dentro de los manuales oficiales como el DSMV. Pero sí es un trastorno que puede llegar a tener consecuencias graves para quien lo padece, así es que buscando en las bases de datos que frecuento para elaborar mis artículos académicos, he encontrado esta revisión bibliográfica, que, sin ser exhaustiva, es bastante aclaratoria.

La cosa es que es bastante difícil de diagnosticar ya que se suele confundir con que son personas muy trabajadoras y eso al fin y al cabo es un aspecto bastante valorado en nuestra sociedad.

Pero claro, cuando la persona llega a extremos, pues puede degenerar en problemas tan graves como el estrés, la depresión, ansiedad y síntomas físicos como el insomnio, la adicción a sedantes u otras sustancias, cansancio extremo, mala nutrición, contracturas, pérdida del cabello, problemas cardiovasculares, etc.

¿Cómo se detecta? Pues parece que algunos síntomas son, además del evidente exceso de trabajo, una comunicación con su entorno muy deficiente, con quejas de la familia y excusas de todo tipo por parte del adicto, una alta necesidad de tener el control de todo, poca o nula vida social fuera del trabajo, etc.

Me ha parecido curioso que parece que se da mayoritariamente en mujeres, con nivel de estudios básico y con una vida extralaboral insatisfactoria.

¿Cómo salir de ello? Pues, como siempre, lo mejor es prevenir y cuando veas que te estás pasando, pues aprende a ponerle remedio y a dedicarle tiempo a otras actividades que te aseguren otro tipo de gratificación que no sea solo la de éxito y poder laboral.

Y si ya estás en el lío, pues acude a terapia para paliar los síntomas. #ungestocambiatuvida

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.